FARO DE VIGO 13/05/15

ACE denuncia que el billete de barco ha subido con la TMG y ahora pagan los niños de tres años y ciclistas ocasionales

Mar de Ons reconoce que hay "correcciones que hacer" desde la Xunta, pero defiende sus bondades

13.05.2015 | 02:46
Sotelo y Soliño, saliendo en bicicleta de la estación de ría. // G. Núñez
Sotelo y Soliño, saliendo en bicicleta de la estación de ría. // G. Núñez
No todo son ventajas para el usuario con la implantación de la Tarxeta Metropolitana de Galicia (TMG), advierte el grupo municipal de Alternativa Canguesa de Esquerdas (ACE), que denuncia varias consecuencias "nefastas" del nuevo sistema y cita entre ellas la subida del precio del billete sencillo para los que no usen el dispositivo, la tasa que se aplica por transportar bicicleta en el barco a usuarios no habituales y la obligatoriedad de pago para los niños a partir de tres años de edad, cuando hasta ahora viajaban gratis hasta los cinco. "Un atraco", resume el portavoz municipal, Xosé Manuel Pazos, que pide a la empresa que rectifique esos "abusos".
El edil y candidato a la Alcaldía insiste en que ya advirtieron en su día que el convenio entre la Xunta y las empresas no se hizo público ni está sometido a control alguno, lo que deja abierta la puerta a las arbitrariedades. Reclama que el precio del billete sencillo se mantenga, al igual que el de ida y vuelta con su correspondiente descuento, que transportar la bici en el barco sea gratis para todos, al margen del número de viajes que hagan, y que los niños no paguen hasta cumplir los seis años, que es la edad de escolarización obligatoria.
También se hace eco Pazos de las quejas de algunos usuarios que pierden el barco tras haber abonada el importe del viaje con la tarjeta metropolitana en la estación marítima, lo que les obliga a volver a pagar para tomar el siguiente. "Non se pode consentir pagar dúas veces pola mesma viaxe; é unha arbitrariedade que non se pode consentir", sostiene ACE, que carga contra la Administración por no exigírselo a la empresa, y particularmente contra el alcalde, al que reprocha "que se poña o casco para saír na foto" y no para "apagar o lume" del conflicto en torno a este servicio, al que alude Pazos.
Mar de Ons
El responsable de Mar de Ons, Carlos Nacimento, discrepa de esas críticas y dice que algunas normas, como la de pagar dos veces el billete si se pierde el barco, son consecuencia de que las máquinas lectoras de tarjetas no permiten la devolución del dinero y derivan "de las normas que pone la Xunta, no nosotros". "Creo que hay correcciones que hacer y ya me he quejado de ello ante la Dirección Xeral de Mobilidade", añade.
Con respecto al cobro del billete a los niños a partir de los tres años, Nacimento asegura que las autoridades ya los consideran pasajeros desde los 12 meses, al igual que ocurre en el transporte aéreo o por carretera, que ocupan asiento y que las empresas paga un seguro por ellos que deben repercutir en el pasaje. Lamenta que algunos usuarios "insistan en pequeños defectos" de un sistema metropolitano "que tiene "ventajas inmejorables" para los ciudadanos, y advierte que no se puede "quemar" a las navieras hasta el punto de perder la rentabilidad que las sustenta.